Ucrania: grandes cambios mundiales

Plaza Maidan, Kiev. Foto de Tiia Monto, CC BY-SA 3.0._

TESTIGO DEL TIEMPO

J.C. MALONE

PARA ENTENDER LO QUE OCURRE en Ucrania y lo que podría ocurrir después, primero debemos observar dos cosas que pasaron antes de la avanzada militar rusa.

La primera es extremadamente descorazonadora: esperábamos lo contrario, pero los humanos somos iguales, el mundo sigue igual, sigue vigente la ley del más fuerte. La guerra y la opresión son parte de este eterno y sangriento presente. La ilusión de que el diálogo, la diplomacia, y la concertación evitarían derramamientos de sangre fue solo eso, una ilusión.

La segunda es que Vladimir Putin marchó sobre Ucrania porque estaba seguro que ningún poder militar podría impedírselo. Asistimos a mayúsculos cambios en la seguridad y geopolítica global. Lo que empezó en Ucrania, es muy posible que no se detendrá en las costas del mar Negro; esto salpicará cada punto del planeta en poco tiempo. Si la inteligencia de Rusia autoriza la invasión, claramente ellos ven debilidad en los Estados Unidos. Quizá entiendan que la debilidad de Moscú tras su salida deshonrosa de Afganistán, hoy la sufre Washington.

 


Asistimos a mayúsculos cambios en la seguridad y geopolítica global.


Admitamos que el mundo pasó de un esquema político bipolar (Rusia, EE.UU) a uno unipolar (solo EE.UU), y que ahora rige un nuevo esquema, el tripolar (China, Rusia, EE.UU.) El centro de esa trilogía, quien más provecho sacará es quien tenga más experiencia. Rusia lleva la delantera.

El colapso ruso vino después de su desbandada en Afganistán, eso es lo que Estados Unidos debe evitar. La Unión Soviética colapsó, esa es una experiencia que Rusia tiene y China intenta evitar a toda costa. Si Rusia cree en la debilidad estadounidense, entonces China, como aliado ruso, comparte la información y podría aplicar en Taiwán lo que Rusia hace en Ucrania. Si Estados Unidos no puede impedir el avance ruso sobre Ucrania, tampoco podrá impedir un posible avance de China sobre Taiwán. Siendo presidente, Richard Nixon se pasó una semana en Pekín junto con Mao Tse-Tung. El abrió el canal de comunicación entre ambos países y convenció a Mao de espiar a los soviéticos.

Nixon siempre temió que una estrecha alianza entre China y Rusia fuera catastrófica para los Estados Unidos. China y Rusia son aliados en Ucrania. Empiezan grandes cambios mundiales.

J.C. Malone es periodista. Escribe desde Nueva York. Sígalo en youtube.

 

 

 

 

Be the first to comment on "Ucrania: grandes cambios mundiales"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*