Poesía centroamericana: Mario Escobar

Escobar en su estudio en Montebello, California. Foto: cortesía del autor.

MARIO ESCOBAR ES POETA y activista salvadoreño radicado en California, Estados Unidos. Enrumbó a Los Ángeles por su cuenta, solo, cuando tenía 12 años. Es catedrático y vicerrector del Departamento de Idiomas y Sociedades Globales de Los Angeles Mission College. Sus poemas aparecen (en inglés y español) en las antologías Theater Under My Skin: Contemporary Salvadoran Poetry (KalinaPress); Poetry of Resistance: Voices for Social Justice  (University of Arizona Press); también se incluyen en The Wandering Song y Poetry in Flight. En 2018 la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles destacó el papel que ha jugado Escobar en pro de los derechos de los estudiantes indocumentados. En 2005 fundó la editorial Izote Press con el objetivo de publicar voces centroamericanas en Estados Unidos. Ha impartido cátedra en Puget Sound, Loyola Marymount, UCLA, USC y Benedictine College.

 

Barrio de espinas  

Diez trompos bailando

diez rostros esperando

la caída del primero

y el glorioso baile del último

 

Manuel El Pato y José El Ojos de Gato

apostando la bolsa de máules*

 

Aquellas tardes

terminaban en trompadas

y los soldados esperando

a ver quien daba

la mejor patada

hasta hacer tronar la mandíbula

como pelota de plástico

 

Así éramos los de entonces

los comecharamuscas

los bailatrompos

los apuéstalotodo

los brincacercos

en medio de tormentas y destellos

cubiertos de polvo

los bichos del barrio San Carlos

gritones

veloces

tranquilos

cautelosos

sin palabras bajo la sombra de un palo de mango

tanteando la tarde

y contando los camiones que pasaban

llenos de verdes monos

haciendo muecas y apretando

el metal que hacía boquear como pescados

a los conocidos del barrio

 

Cada quien para su casa

cantando junto a las chicharras

que llueva que llueva

la virgen de la cueva

los de adelante corren mucho

y los de atrás ya no están

 

*Máulas: chibolas; canicas.-

 

Jícara

Sos la suma

ancestral del morro y la horchata

 

En vos se aloja el delicioso shuco

el agua del pozo

 

Recuerdo que mudabas de verde a oro

sos mi jícara de infancia

testimonio de mi identidad

casco de guardia para jugar a las guerritas

 

Ya no hay banderas

ni estilos de vida que nos separen

ya no hay llamas solo cenizas

que aún queman

como andar chuña a pleno sol

en una calle empedrada

 

Abro la cortina y te tengo

acariciás mejor que un camposanto

mi lindo guacal

mi fiel guacalito

parte de mi ombligo

yo tuyo

vos mío

 

Metamorfosis 

Escribo desde este vacío

territorio y consultorio único

blanca llanura de papel

ciudadano de cada renglón

dónde habita cada fragmento

de lo que soy

desgranando mi ser

ciego ambulante transeúnte

trascendente

de llanto a risa

de pólvora a grito

de brinco a desolado hueco

 

Aquí en este papel

ya manchado

de lo que he sido

y he de ser

 

Página en blanco 

Tengo un par de días ya que no me visito

apenas me entero de lo que siento

páginas remotas deambulan en el viento

confundiéndome

y no sé que es peor

si dejar pasar el murmullo

o ponerme a dialogar

 

Me da terror este reflejo

pretendo no conocerle

a veces

sordo mudo y ciego

para no responderme

ni ver el reloj

del devenir

comiéndose

al hombre presente


 

Be the first to comment on "Poesía centroamericana: Mario Escobar"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*